viernes, 13 de junio de 2008

Una historia para reflexionar

Érase una vez, un anciano que vivía con su hijo, su nuera y su nieto.
A la pareja le resultaba una carga pues no querían a un anciano físicamente discapacitado en su hogar.
Entonces, decidieron acabar con el problema: El hijo puso al padre inválido en un cesto con la intención de llevarlo a la jungla y abandonarlo.
El nieto viendo lo que ocurría dijo: papá, no olvides traer el cesto.
¿Por qué? preguntó el padre, y el hijo respondió:
" porque me hará falta para cuando tu seas viejo"

2 comentarios:

Mirian dijo...

Hola alumnos de 6o. año:

Les cuento lo que me pensé al leer la historia: ¡qué persona sin sentimientos el padre! y ¡qué inteligencia la del niño, que sin protestar ni faltarle el respeto a su padre por tamaña barbaridad, le hizo ver el acto aberrante que iba a realizar!
Los niños son los seres más solidarios y puros. Me encantan, me maravillan y me emocionan siempre.
Cariños Mirian

ayelen-bentancur dijo...

Muy lindo su blog. Sigan asi