jueves, 12 de junio de 2008

Nuestra visita al hogar de ancianos de Cardal.




Nos atendió Cristina su propietaria.
Nos contó que allí viven 9 personas, todas ellas tienen familia que los llevaron allí por diferentes motivos.
El mayor de los ancianos es una señora de 96 años, y el menor tiene sólo 46 años.
Hay 5 personas para cuidarlos y encargarse de su higiene y alimentación.
Cuando viene su familia los sacan a pasear por la Villa.
Su alimentación es saludable y apropiada a la edad, abase de verduras.
Sacamos fotos con nuestras laptop, pero aún no podemos publicarlas, lo seguiremos intentando.
Ellos quedaron muy contentos con nuestra visita y de verse en las fotos.
Les prometimos que volveremos para el día del abuelo y les haremos algún regalito confeccionado con nuestras propias manos en la escuela.

2 comentarios:

Mirian dijo...

Hola niños:

¡Qué importante la visita que realizaron!

A veces es muy doloroso no poder cuidar de nuestros mayores. Es que si los tenemos que dejar solos al irnos a trabajar, parecería que es mejor que estén con otras personas que se dedican las 24 horas a atenderlos. Creo que lo importante es visitarlos asiduamente, llevarles pequeños regalitos. Especialmente disfrutan mucho de la visita de los niños. Así que si algún día pasan por el frente del Hogar, no duden en entrar a saludarlos, a obsequiarles una sonrisa, a llamarles abuelos (del corazón).
Un cariño enorme para Uds.y otro especial para la maestra que les está enseñando cómo ser mejores personas, para poder tener una vida feliz.
Saludos cordiales Mirian Gregori

Pablo Flores dijo...

Primero que nada, quiero saludarlos y felicitarlos por el blog que están emprendiendo este año. Una vez más, están ofreciendo al resto del país y el mundo la posibilidad de conocer un poco de vuestra Villa, a través de esta estupenda ventana que son los blogs.
Me gustó especialmente que trabajaran el tema de los ancianos, estoy seguro que ellos se van a sentir muy orgullosos de ver lo que están produciendo.
Me gustaría saber anécdotas de cómo les ha resultado la experiencia de mostrarle la computadora a sus abuelos. Alguno de ellos se ha animado a manejarla y sacar fotos, por ejemplo?

Saludos,
Pablo